Human Centric Lighting – La luz adecuada en el momento adecuado

La luz no solamente sirve para la orientación visual. Ciertas longitudes de onda presentes en la luz también tienen influencia sobre los procesos fisiológicos como, por ejemplo, la capacidad de concentración, el rendimiento, el ritmo biológico de sueño-vigilia y el bienestar general. O dicho de otra manera: ¡Human Centric Lighting, es decir, la iluminación centrada en el ser humano, hace que nos sintamos bien!

Por su efecto emocional, la luz es un instrumento eficaz a la hora de fomentar las ventas. Puede crear desde un suntuoso escenario de luz en tiendas de marcas de lujo hasta un concepto de iluminación sobrio en tiendas de moda de bajo coste. En ambos casos se crean espacios llenos de emociones, aunque con distintos resultados: Se generan sensaciones positivas, como la sensación de exclusividad y originalidad, al igual que se logra crear un ambiente atractivo para la caza de gangas.

HCL cuenta con tres aspectos estrechamente relacionados entre sí: el efecto emocional, el visual y el no visual de la luz. No se pueden considerar de forma aislada, aunque – dependiendo del objetivo deseado – se le puede dar prioridad a uno de ellos.

Utilizada de manera adecuada, HCL se adapta siempre a las necesidades de cada usuario existiendo con frecuencia varios caminos para conseguirlo. Luz que, por ejemplo, a través del efecto visual atrae la atención puede ser también extremadamente emocional. Por ello, al planificar un proyecto es imprescindible disponer de un conocimiento en profundidad acerca HCL. Es así por lo que Oktalite no sólo ofrece para cada tarea soluciones individuales de máxima calidad lumínica, sino que también dispone del conocimiento necesario para ofrecerle el asesoramiento adecuado. ¡Benefíciese de ello!

¿Cuál es la influencia de la luz sobre las personas?

Efecto visual

Se puede mejorar la experiencia de compra con luz visualmente efectiva. Una iluminación acentuada con contrastes de luces y sombras, o incluso una luz de color son los medios que existen para despertar el interés y atraer la atención.

Efecto no visual

Imperceptible a la vista pero no sin efecto: Aquí a luz tiene un efecto activador o relajante. Células ganglionares del ojo que no reaccionan directamente a la luz regulan nuestro ritmo biológico.

¿Cuál es la influencia de la luz sobre las personas?

Efecto emocional

La luz genera emociones en nosotros. Con conceptos de iluminación adecuados logramos crear determinadas emociones de manera controlada y precisa. Así ofrecerá a sus clientes un nuevo mundo de experiencias.

Efecto visual

Los objetivos para la presentación de productos en el punto de venta son claros: despertar el interés y atraer la atención. Utilizando acentos de luz de manera adecuada se potencia enormemente el efecto visual.

Y quien envía estímulos dinámicos saca el máximo partido: Get the light moving (véase video) muestra cómo los clientes interactúan con la presentación.

Gracias a un sensor independiente de movimiento, la luz cambia cuando el cliente pasa, creando un escenario que invita al cliente a entrar al interior del establecimiento.

Efecto no visual

Este aspecto de Human Centric Lighting es imperceptible a la vista, aunque es efectivo. Ofrece una luz que se adapta a las necesidades según la hora del día. Lograr el equilibrio entre la activación y la relajación es la clave para el éxito ventas.

Y es que a partir de un ambiente artificial se consigue crear un ambiente natural para que los clientes pierdan el miedo y se decidan a entrar al comercio gracias a una transición agradable entre el exterior y el interior.

Para los empleados

Relajación
Activación

Esta luz no sólo cumple con las tareas visuales necesarias, sino que también tiene componentes que no se perciben conscientemente para regular nuestro ritmo biológico. Dependiendo de la hora del día se utilizan colores de luz de efecto activador o relajante para aumentar la capacidad de concentración y el rendimiento en el puesto de trabajo.

Sin embargo, sólo en conjunto se aprecia su verdadero potencial: Así la luz puede contribuir a mejorar de forma duradera la calidad del sueño, la salud, el nivel de satisfacción y la motivación de sus empleados. Se sienten totalmente a gusto – un estado de ánimo que tiene efectos positivos y perceptibles en la relación con los clientes.

Para los consumidores

Relajación
Activación

La luz de efecto activador logra que los clientes permanezcan más tiempo en el establecimiento y despierta el deseo de compra. En resumen: con ella estimula a sus clientes a que recorran su tienda y descubran su interior.

La luz de efecto relajante reduce el cansancio y el agotamiento incluso tras una larga tarde de compras – por ejemplo, en un centro comercial – ya que es una luz natural que contribuye a mejorar la sensación de bienestar. En las plazas de comida de centros comerciales se utilizan preferentemente colores de luz cálidos para crear un ambiente acogedor y relajante.

Efecto emocional

Aquí, en el sentido propio de la palabra, se crean emociones. La luz de efecto emocional es capaz de trasmitir toda la gama de emociones y puede generar así de forma precisa una determinada emoción en el cliente para que la experiencia de compra tenga para el cliente un efecto extraordinario e inolvidable. Lo importante: Cada luz debe ajustarse a las expectativas del consumidor con respecto a la identidad corporativa de la marca o de la gama de productos.

Mientras que, por ejemplo, en la zona de congelados del supermercado se utilizan colores de luz fríos, en la de vinos se emplean colores de luz cálidos. Los colores cálidos crean un ambiente de relax que identificamos con una buena copa de vino, una tarde de ocio o simplemente con un lugar acogedor donde desconectar de la rutina diaria. En cambio los colores fríos transmiten frescura y funcionalidad ya que pensamos instintivamente en paisajes glaciares, hielo y océanos.

Ejemplos de escenarios de luz que crean un ambiente dramático.